Back to top

La Seña

La Seña o Aceña es una pequeña aldea edetana amurallada y ocupada entre los siglos VI y II antes de nuestra era. La comunidad de campesinos que la habitaba se dedicaba a la explotación agrícola y ganadera de las tierras de su entorno. En una de las casas se documentó una almazara y dos grandes piedras para el prensado de la oliva. Otras actividades económicas estuvieron relacionadas con la transformación y la comercialización del metal. 
Situada en una extensa llanura, junto a la rambla de la Seña o Castellarda y entre los relieves de los Cerros de Casinos y los de Losa del Obispo, con una pequeña laguna en su centro hoy desaparecida, y que posee un flujo de agua perenne y vegetación de ribera. Hoy, como hace 2.500 años, los campos que rodean el asentamiento están ocupados por cultivos de frutales tradicionales mediterráneos, vid, olivos y almendros.
Back to top